SMM-plan

El 75% de las Pymes españolas afirman tener redes sociales, sin embargo, este dato baja drásticamente cuando se les pregunta por la estrategia de marketing on-line que llevan. La mayoría no tiene un departamento o responsable de marketing 2.0, ni tampoco, se ponen en manos de agencias externas especializadas. No suelen tener un Community manager cualificado. Con lo cual, al ir más allá, realmente su presencia es meramente corporativa y su estrategia de comunicación deja mucho que desear. Utilizan estrategias obsoletas de marketing tradicional, que no funcionan en la red.

Esto les acaba generando un gran excepticsmo a la hora de considerar eficaces las redes sociales como herramienta de comunicación. Aún así, reconocen los beneficios que obviamente, aportan a las grandes empresas. Entonces, ¿Que les falla?

Realmente es la falta de conocimiento del medio, todo el mundo sabe usar “Facebook” y “Twitter“, pero poca o muy poca gente de una manera profesional. El pensar que, cualquier “chaval” que tienen en la empresa, puede llevar las redes sociales porque se maneja en internet, es un error fatal. Otro error, es  no darse cuenta de que, realmente es un canal de comunicación, y que al igual que suelen tener (o deberían) un plan de comunicación tradicional, lo han de tener también para medios digitales. Este “chaval” que suelen tener haciendo otras tareas, normalmente de carácter administrativo, no puede llevar el plan de comunicación y estrategia de marketing 2.0 a la hora del bocata. Ni que decir tiene, que raramente estará familiarizado con las herramientas de medición, tan necesarias, para saber medir el impacto que sus acciones están teniendo en la red.

Esta más comprobado que un “plan social media” es eficaz a medio-largo plazo, que aparte de generar un buen flujo de comunicación entre el cliente y la empresa, se mejora la imagen de la misma de una manera muy notable. Claro está que este plan ha de estar diseñado por una agencia o por un profesional del social media. La mera presencia corporativa y el mal hacer en las redes sociales, causan justo el efecto contrario, puesto que, tanto una mala estrategia como la falta de la misma, crean una muy mala imagen de la marca. Es preferible a mi parecer no tener presencia corporativa en medios sociales, que el simple hecho de tenerla sin llevar a cabo ninguna estrategia de comunicación 2.0

Manuel Cano @StorminNetwork